• Envío gratuito
  • Garantía Total 2 años
  • 14 días de Devolución

Atención al cliente: Horario de Lunes a Viernes de 9 a 19h

910 052 736
0

Relikua

Circulo cromático, el primer paso para desentrañar los misterios de colores

La teoría del color

Un mundo sin color para mi sería triste y apagado. Por esa razón, hemos decidido escribir sobre cómo utilizar los colores y combinarlos para sacarle el máximo partido.

 

 Salón de estilo decorativo moderno

 

Para empezar os presento el círculo cromático, éste nos será de utilidad para entender mejor todo lo que a continuación queremos explicaros.

 


 Circulo cromático

 

Teoría básica de los colores

Existen tres colores que se llaman primarios que son el rojo, el azul y el amarillo.

Mezclándolos nacen los colores secundarios (mezclando el rojo con el amarillo sale el color naranja, el amarillo con el azul nos da el verde y el azul con el rojo da el violeta) y a partir de éstos seis colores salen los demás

El color opuesto en el círculo cromático se llama color complementario (un ejemplo de un color complementario del color rojo sería el verde).

También es importante saber distinguir entre los colores cálidos y los colores fríos. Los colores cálidos (rojo, amarillo y naranja), nos recuerdan al sol y al fuego y los colores fríos (azul y verde) nos recuerdan al mar y a los árboles.

 

Cómo llevarlos a la práctica

Existen diferentes posibilidades para llevar toda esta teoría a la práctica. Si no queremos arriesgar, podremos optar por el esquema tonal. Consiste en pintar toda la casa en un mismo color, utilizando distintas tonalidades e intensidades. Esta técnica además de ser poco arriesgada nos aportará continuidad. Cualquier elemento de color que utilicemos en estos ambientes resaltará con fuerza y adoptará un gran protagonismo. 

En cambio, si encuentras aburrido o monótono pintar la casa en un mismo color, podremos combinar los colores cálidos con los cálidos, o los fríos con los fríos. Es otra manera de combinar colores de manera segura.

 

¿Qué sucede si empleamos colores que están próximos en el circulo cromático, perderemos la armonía?

A esta técnica se le denomina esquema armónico y se trata de combinar colores diferentes que estén próximos en el círculo cromático. Empleándolos bien no perderemos la armonía y crearemos entornos cálidos y acogedores. 

 

Cómo decorar un entorno con tres colores

Normalmente se aconseja no emplear más de dos colores para decorar un entorno por la dificultad que entraña y por el riesgo que se corre de que el resultado final no sea el esperado. Siempre que utilicemos tres colores diferentes en un entorno, se le debería dar más protagonismo al color menos intenso. Los otros dos colores se emplearán para dar personalidad y equilibrio al entorno.  

Si buscas un entorno diferente y arriesgado, podremos optar por el esquema de contraste. Este método consiste en combinar colores que están totalmente opuestos en el círculo cromático (por ejemplo: rojo – verde, azul – naranja, amarillo – violeta).

El resultado será de seguro impactante. En caso de querer suavizar este efecto se podrán emplear distintas proporciones de cada color. Dándole más protagonismo a un color que a otro, evitaremos estridencias. Este tipo de combinaciones requiere un gran esfuerzo visual y pueden acabar cansándonos.

 

Los entornos en blanco y negro son atemporales.  Estos colores son sobrios y elegantes. El gris podrá usarse como complemento en algunas circunstancias.

Sabiendo la teoría básica de los colores podremos empezar a entender y a tomar decisiones al respecto. Aquellos que estén interesados, informaros que más adelante escribiré de manera más avanzada sobre está temática. 

Sin más, me despido hasta la semana que viene con nuevos consejos sobre el mundo de la decoración.

 

Escríbenos


Contacta con nosotros:
hola@relikua.com

Llámanos


Tel. +34 910 052 736
L-V de 9.00 a 19.00h

Gastos de envío


Gastos de envío gratuitos

Devoluciones


Tienes 14 días para devolver tu compra