• Envío gratuito
  • Garantía Total 2 años
  • 14 días de Devolución

Atención al cliente: Horario de Lunes a Viernes de 9 a 19h

910 052 736
0

Relikua

Decorar con cuadros

Uno de los elementos que forman parte de la  decoración de interiores son los cuadros. Estos captan nuestra atención de inmediato y suelen tener mucha repercusión. Un cuadro tiene tanta consideración, que puede modificar el aspecto de la decoración de manera contundente. Somos conscientes del dilema que se presenta, cuando hemos de resolver este tipo de decisiones. Por su trascendencia y problemática a la hora de escogerlos, hemos creado está guía, para señalar cuales son las claves para acertar cuando nos veamos en este tipo de situaciones.

 

Decoracion con cuadros

 

Lugar

Una buena elección viene determinada por el lugar que escojamos para colocar el cuadro. Los cuadros, por regla general, debieran estar centrados y a la altura de los ojos, pero existen otros muchos lugares donde podemos posicionarlos. Cuando nuestro objetivo sea incorporar un conjunto de cuadros, deberemos seleccionar el número de elementos que van a compartir ese espacio y tener en cuenta el estilo decorativo del entorno. Dependiendo de las sensaciones que queramos transmitir, se podrán emplear de manera distinta.     

   

Integración de los cuadros en la decoración

La elección de los cuadros debiera determinarse desde la planificación decorativa inicial. No se puede considerar la elección de los cuadros como una elección esporádica o aleatoria. Lo que si podemos hacer es prescindir de ellos. En caso de optar por incorporarlos a nuestro entorno, tendremos que considerar una serie de aspectos.  Entre las opciones que presentan los cuadros nos encontramos con la lámina, los marcos, el tamaño y la forma. Dentro de nuestro cometido tendremos que valorar la elección del tipo de marco o prescindir de ellos. Además deberemos elegir qué tipo de pintura queremos (retrato, fotografía, mapas o dibujos infantiles...)   Sea cual sea nuestra decisión, el objetivo será que contribuya al entorno y no al revés.

Personalizar

Para que un cuadro se integre perfectamente en la decoración es importante tener en cuenta la complicidad personal que nos une a él. Es una cuestión fácil de comprender pero complicada a la hora de ejecutar, ya que son muchas las cuestiones que pueden formar parte. Entre ellas nos encontramos entre otras con el estilo al cual nos inclinamos, si está nos transmite sensaciones del pasado, si para nosotros tiene un valor emotivo, que el autor nos despierte interés o incluso que tenga relación con nuestros estilo de vida, hábitos y costumbres.  


 
Evitar la saturación

Muchas personas tienen la costumbre de llenar en exceso  el ambiente con cuadros. Conviene saber, qué elementos participan en el decorado nuestro salón. Interesa distribuir los cuadros de manera que estén repartidos por áreas y evitar acumular en exceso las paredes.

 

Dimensiones

Ya mencionamos anteriormente los distintos tipos de modalidades que podemos emplear para decorar una pared con cuadros. Podremos emplear un gran cuadro o reemplazar este por una línea de cuadros más chicos. El tamaño estará íntimamente relacionado con la distribución por la que optemos.

Marco

El público en general suele pensar que la elección del marco es una decisión sin trascendencia. Este error suele ser bastante común entre las personas que están decidiéndose por un cuadro. Está comprobado que el marco tiene el mismo grado de importancia que el que puede tener la obra. Por tanto, no deberemos tomarnos esta decisión de manera trivial. Cuestiones como pueden ser el grosor, diseño y color serán las cuestiones que tendremos que tener en cuenta a la hora de decantarnos por una u otra. Esté deberá respetar las formas y estilos del espacio en donde intervenga.


Existe también la opción de colgar las obras de arte sin marco. A veces, el protagonismo del marco puede restar protagonismo de la obra. Empleando colores neutros y ligeros en los marcos concederemos mayor protagonismo al lienzo. 


 
Iluminación

Un buen método para aportar luz complementaria sobre un cuadro, es empleando un aplique especial para cuadros. Instalando este tipo de iluminación conseguiremos dar un mayor protagonismo a la obra. Estos apliques debieran instalarse formando un ángulo de 30 grados con respecto al cuadro.

 

Distribución

Una  manera creativa de crear un espacio, es empleando distintas formas. En este tipo de composiciones deben respetar los espacios que hay entre sí. El tamaño de los distintos elementos deberá ser de tamaño similar.

Dentro de la línea de lo irregular nos encontramos con las composiciones asimétricas. Este tipo de creaciones consisten en la utilización de cuadros en distintos colores, formas y tamaños. Este tipo de creaciones nace espontáneamente de manera improvisada.  

La geometría siempre ha funcionado muy bien con el posicionamiento de los cuadros en las paredes. Siempre que empleemos líneas de manera ordenada podremos emplear cualquier orientación.

Como regla general los cuadros suelen colgarse de la pared, pero en muchas otras ocasiones suelen apoyarse en cualquier superficie. Podrás ubicar los cuadros en cómodas, muebles, baldas e incluso en el suelo.  Aportando más de un cuadro sobre un espacio dará mayor protagonismo a ese rincón de la habitación, de manera sencilla y práctica.

Cuando se nos presenten dudas de si el posicionamiento o la elección es la idónea, por llevar mucho tiempo con el mismo ejercicio o por no ser capaces de abstraernos, podremos fotografiar el espacio y tomar decisiones en base a ella.

 

Sin más, me despido hasta la semana que viene con nuevos e interesantes consejos decorativos. 

 

 

 

Escríbenos


Contacta con nosotros:
hola@relikua.com

Llámanos


Tel. +34 910 052 736
L-V de 9.00 a 19.00h

Gastos de envío


Gastos de envío gratuitos

Devoluciones


Tienes 14 días para devolver tu compra