• Envío gratuito
  • Garantía Total 2 años
  • 14 días de Devolución

Atención al cliente: Horario de Lunes a Viernes de 9 a 19h

910 052 736
0

Relikua

Cómo reparar un sofá de piel

La mejor manera de aportar estilo y distinción a un entorno es a través de un sofá de piel. Al emplear este tipo de material aportaremos calidez y distinción al espacio. El inconveniente que puede tener el cuero como sucedería con otros tejidos, es el riesgo de que pueda dañarse.

 

Es evidente que un sofá de cuero aporta un añadido a la decoración del hogar que no consiguen otros muebles tapizados en otro material. El cuero es un elemento que nunca pasa de moda y que constantemente crea tendencia. Como ya mencionábamos anteriormente, el cuero de buena calidad tiene unas propiedades que la hacen ser más resistente que otros materiales. Esto no quita que requiera de unos mantenimientos básicos de manera puntual, si queremos conservarlo adecuadamente.

 

Sofa de piel estropeado

 

Los sofás de cuero suelen tener un precio de adquisición ligeramente superior al de otros tejidos. 

Con respecto al cuidado, existen productos específicos para dicho uso que suelen tener un precio de adquisición elevado. Dependiendo del tipo de desperfecto tendremos que emplear un producto u otro y un procedimiento distinto.

A continuación les explicamos como realizar las reparaciones dependiendo del tipo de desperfecto.

 

Cortes pequeños

El procedimiento a seguir será el siguiente:

Con un limpiador de cuero deberemos limpiar la zona adyacente al lugar afectado con una esponja limpia y seca. El pegamento que se emplea en los pasos posteriores no se adherirá correctamente si el material está sucio. Se deberá limpiar la zona de forma suave, realizando movimientos circulares y sin presionar en exceso.


Conviene detectar la existencia de pelusas y/o costuras abiertas. De ser así, las fijaremos y las pegaremos hacia adentro, intentando dejar la zona  lo más alineada posible. La metodología en este caso es aplicar el pegamento sobre la parte inferior del desperfecto y adherir el tejido presionando levemente. Para ayudarnos a aplicar el pegamento se recomienda utilizar una paleta y/o cuchillo pequeño.


El exceso de pegamento que nos quede podremos limpiarlo con un paño y limpiador de cuero, mientras la sustancia siga húmeda.

En caso de percatarnos posteriormente de que se nos haya quedado pegamento en la parte visible del tejido, con el uso de una lija de piel iremos frotando el exceso hasta haberlo eliminado. Conviene dejar secar bien el pegamento durante al menos una hora.

Finalmente retocaremos el área con un kit de retoque para cuero. Mezclando tonalidades hasta obtener el color que mas se parezca al tejido. Lo iremos aplicando en cantidades pequeñas hasta que no se aprecien los desperfectos de la reparación.

Estas mezclas pueden aplicarse a priori sobre zonas menos visibles para comprobar que la tonalidad es similar y que da buen resultado. Un ejemplo de una zona poco visible puede ser por debajo del mueble y cuando ya lo hallamos comprobado deberemos limpiarlo inmediatamente para que no se adhiera al tejido.

Finalmente para que quede perfecta la reparación aplicaremos el acabado para cuero.  Cada vez que apliquemos una capa deberemos dejar que seque. Este material protegerá el color y proporcionará brillo.

 

Rasgaduras y cortes profundos

En las rasgaduras este es el procedimiento a seguir:

Primero limpiaremos la zona con una esponja y un limpiador de cuero. La metodología siempre sera de forma circular desde el exterior al interior. 

Para que el pegamento se adhiera correctamente, la zona deberá estar  limpia.

En caso de tener un corte profundo es importante aplicar un parche interior para reforzar la zona donde vamos a introducir posteriormente el pegamento. En el caso de no disponer de material parcheado podremos emplear tejido normal. El tamaño de éste, deberá ser un poco superior al del agujero en cuestión. Con la ayuda de unas pinzas insertaremos el parche intentando que nos quede lo más plano posible de manera que no se perciba el relleno. 

Cuidadosamente eliminaremos los restos de fibras que se encuentren en la parte del tejido que se nos ha roto. Ahora ya lo tenemos todo listo para aplicar el pegamento con la ayuda de un artilugio plano. Resultará más sencillo aplicar el pegamento si levantamos un borde para poder insertar el utensilio y aplicar la mezcla. Después de aplicar el pegamento de manera uniforme deberemos presionar para que quede bien pegado.

Posteriormente eliminaremos todo exceso de pegamento que nos quede con un paño y un poco de limpiador de cuero.  Dejaremos que el pegamento seque completamente sin ninguna ayuda.


 

En los cortes profundos este es el procedimiento a seguir:

Si la superficie de reparación no es lisa, utilizaremos relleno, el kit de reparación y una paleta para rellenar, alisar y remover todo el excedente.

Con una esponja y limpiador de cuero eliminaremos todo relleno que este en la parte del tejido que no se encuentre dañada. Este proceso debiese repetirse hasta conseguir que la superficie sea lo mas homogénea posible.


Finalmente retocaremos el área con un kit de retoque para cuero. La metodología es la misma que en la explicación anterior. Mezclaremos el kit hasta obtener la tonalidad del tejido en cuestión y podremos hacer una prueba en una zona poco visible del mueble para asegurarnos de que el resultado final sea óptimo. Acto seguido limpiaremos la zona con un paño húmedo para que la prueba se elimina de manera que no deje rastro alguno.

Finalmente para que quede perfecta la reparación aplicaremos un material de acabado para cuero.  Cada vez que apliquemos una capa deberemos dejar que esta seque. Este material protegerá el color y proporcionará brillo al tejido.



Reparar sofá de cuero descamado

En estos casos primero deberemos limpiar el tejido con agua y jabón neutro. Una vez limpia la zona, secaremos el tejido. Este paso podremos repetirlo varias veces y siempre realizando los movimientos en círculos. Una vez seco el tejido aplicaremos  alcohol desnaturalizado sobre el aérea descascarillada y dejaremos que seque.


El siguiente paso consiste en lijar la zona con una lija de agua, agua y jabón neutro. Después secaremos la zona y volveremos a lijar pero esta vez con una lija de mayor grosor. 

El tejido ira cogiendo un tacto aspero. Aplicaremos spray de preparación para cuero teniendo en cuenta que existen varios tipos y que deberemos escoger el adecuado para cada caso. Repetiremos este proceso dos veces más. Cuando apliquemos el spray deberemos esperar que este totalmente seco para empezar a lijar. 

El último paso sera acondicionar el cuero con material para acabado y de esta manera recuperará la textura que desprende este tipo de material. 

Al final sea cual sea el desperfecto, siguiendo estos pasos, recuperarás tu sofá como si fuese nuevo. En el caso de que estés pensando en hacerte un nuevo, entra aquí para encontrar el tuyo al mejor precio.

Sofá Chaise Longue de Piel Dorian

Si quieres saber más sobre el modelo Dorian en chaise longue, haz clic aquí

Hasta aquí todos los consejos sobre como reparar la piel. Hemos intentado abarcar todas las posibles cuestiones que suelen encontrarse los usuarios y explicarlo de la manera clara y sencilla, para así recuperar sus sofás de piel.

 

Sin más, me despido hasta la semana que viene con nuevos consejos del mundo de la decoración. 

  
 
 

Escríbenos


Contacta con nosotros:
hola@relikua.com

Llámanos


Tel. +34 910 052 736
L-V de 9.00 a 19.00h

Gastos de envío


Gastos de envío gratuitos

Devoluciones


Tienes 14 días para devolver tu compra