• Envío gratuito
  • Garantía Total 2 años
  • 14 días de Devolución

Atención al cliente: Horario de Lunes a Viernes de 9 a 19h

910 052 736
0

Relikua

Limpieza, cuidados y mantenimiento de la piel de nuestro sofá

Un sofá de piel produce sensaciones de elegancia y exclusividad. Sea como fuere, en muchas ocasiones siendo muy cuidadosos o no,  nos veremos envueltos en tener que quitar una mancha. Si desconoces los pasos y productos que debes utilizar, te indicaremos como para conseguir que quede como nuevo.

La limpieza de un sofá cuando sea por una mancha, por mantenimiento o por perdida de brillo del tejido es una cuestión sencilla siempre y cuando utilicemos los productos indicados y sigamos unas pautas.

 

Consejos

Consejos para el mantenimiento de un sofá de piel

Un sofá requiere de un mantenimiento si queremos conservar la suavidad y comodidad como el primer día. Según el uso que le demos le emplearemos un mantenimiento u otro.

Sofá de Piel Talos

Para conocer más sobre este modelo, haz clic aquí


Si queremos reducir al máximo la suciedad del propio sofá y además queremos conservarlo deberemos tener en cuenta estos criterios de mantenimiento.

 

  • Es bueno tener un plumero o paño seco para quitarle el polvo con el fin de que este no se acumule en exceso.
  • Semanalmente se deberá limpiar el sofá, a poder ser con una aspiradora para limpiar aquellos rincones donde la acumulación de polvo sea mayor.
  • Mensualmente se deberá aplicar algún tipo de crema para que la piel conserve su brillo original
  • Semestralmente y dependiendo del clima y donde lo tengas se recomienda efectuar una limpieza con agua y jabón neutro o bien aplicándole algún tipo de crema nutritiva.

 

Prevención

  • Cuando se proceda a limpiar la piel es aconsejable no realizarlo con productos que contengan alcohol, acetona o disolventes. Deberemos evitar también cualquier tipo de aerosol, cloro, amoniaco, abrillantadores o los famosos multiusos.
  • En el mercado existen cremas para la conservación y la limpieza de la piel. Se aconseja evitar cremas hidratantes, abrillantador de zapatos y la grasa de caballo.
  • Las fuentes de calor deberán estar alejados para que no sean perjudiciales para la piel. Un ejemplo de una fuente de calor podría ser un calefactor y se aconseja que como mínimo este a una distancia de al menos 50 cm.
  • La luz solar que incida directamente sobre el sofá afecta en la decoloración y en el deterioro del mismo.

 
Se recomienda utilizar productos específicos para la limpieza de la piel. Cada producto es específico para según qué tipo de mancha. Estos productos tienen un coste elevado pero siempre son la mejor solución.
 
Trucos para recuperar el brillo del sofá de piel
En el mercado tenemos productos que aplicados directamente hacen que la piel recupere su brillo. Existen además remedios caseros que pueden conseguir resultados similares.

A continuación enumeramos dos maneras de conseguir el brillo de la piel de nuestro sofá con dos remedios caseros:
En este caso emplearemos sobre un paño limpio una mezcla que constará dos tercios de polvos de talco, un tercio de trementina y cera de abeja. Esta mezcla se aplicará sobre la superficie de la piel. Después de dejar la mezcla actuar durante varias horas retiraremos la mezcla con un paño seco.

También puede aplicarse vinagre blanco y agua con un paño. Cuando se haya secado se frotara el tejido con un algodón mojado en aceite de lanolina dejando actuar la mezcla durante un dio.


 
Tipos de manchas y procedimientos generales

Dependiendo de la sustancia que produce la mancha deberemos actuar y utilizar un método y procedimiento distinto. Los productos que recomendamos que se utilicen son específicos para el cuidado y el tratamiento de la piel. Antes de hacernos con él producto indicado para el tipo de mancha que se haya producido en nuestro tejido es importante actuar con rapidez eliminando todo exceso que exista.

 

Manchas 

 

Manchas de líquidas

Para poder actuar sobre una mancha liquida deberemos cerciorarnos que la piel es impermeable. Si es así deberemos utilizar un paño que sea absorbente para recoger la máxima cantidad de líquido evitando frotar en todo momento. En caso de que perdure la mancha después de limpiarlo puede emplearse un paño humedecido con agua tibia y un poco de jabón neutro como remedio casero. Aclarar la zona con un paño húmedo y  una vez haya desaparecido la mancha deberá proceder a secar la superficie con un paño seco.

 

Manchas grasas

Un ejemplo de una mancha grasa puede ser la mantequilla, aceite o sustancia de similar composición. Cuando la mancha se haya producido por alguna sustancia de este tipo se deberá limpiar con un paño que esté limpio y este seco. Puede suceder que después de limpiarlo aun persista la mancha, lo más normal es que esta vaya desapareciendo en un periodo corto periodo de tiempo o que debamos actuar con algún producto específico. Evitar el uso de agua ya que de esta manera solo lograríamos extender la mancha.
 
Remedios caseros específicos para limpiar manchas en la piel de nuestro sofá
En cualquier tipo de mancha es crucial actuar con rapidez para eliminar el exceso de sustancia con la que se ha manchado el tejido. Recomendamos utilizar productos específicos para la limpieza y el cuidado de la piel. Dicho esto, le dejamos unas soluciones caseras para lidiar con las manchas más incomodas. 

 

Mancha de aceite

Se deberá actuar lo antes posible retirando los excesos con papel absorbente. Es recomendable siempre actuar del exterior al interior de la mancha. Espolvorear la zona con polvo de talco y dejar actuar durante varias horas. Finalmente quitar el producto sobrante con un cepillo de cerdas o en su defecto con un cepillo de uñas.


 
Manchas de vino tinto

Con servilletas o trapos absorbentes eliminar todo el líquido que puedas y evitar en la medida que podamos que se extienda la mancha. En este caso haremos una mezcla que constará de una cucharada de detergente para lana, una cucharada de amoniaco y agua tibia. Humedecer la mezcla en un trapo, esponja o cepillo y actuar sobre la misma. Finalmente aclarar con agua y secar la zona.


 
Mancha de vino blanco

Con papel absorbente recoger el exceso  del tejido. Una vez retirado se recomienda utilizar un paño humedecido en agua con gas para eliminar cualquier resto que haya podido quedar. Secar zona afectada con un paño limpio y seco.


 
Manchas de sangre

Emplear líquido de lavavajillas suave o en su defecto jabón neutro para realizar la mezcla con agua. Remover mezcla hasta producir espuma y humedecer la zona afectada con la mezcla. Limpiaremos la zona afectada frotando sin apretar en exceso efectuando círculos al frotar. Repetir este proceso hasta que la mancha haya desaparecido. Finalmente asegurarnos de limpiar bien la zona con paño humedecido y secar el área afectada con paños seco. Se aconseja no utilizar líquidos calientes porque solo ayudarían a que la mancha se fijara aún más.


 
Mancha de café

Humedecer con agua fría la zona donde se ha producido la mancha. Pasar una esponja o trapo seco para eliminar todo el líquido sobrante. Realizar una mezcla empleando un 50% de alcohol y un 50% de vinagre blanco. Con un cepillo de cerdas humedecido en la mezcla actuar sobre la zona afectada. Finalmente secar superficie con paño limpio y seco.


 
Mancha de té

Quitamos el exceso de líquido de la zona afectada. Realizaremos una mezcla que constará de 50% de alcohol y 50% de vinagre blanco. Aplicar la mezcla con un cepillo de cerdas o en su defecto con un cepillo de uñas. Finalmente aclarar con agua. Secar la zona afectada con un paño seco.


 
Manchas de bolígrafo

En caso de tener que quitar una mancha producida por un bolígrafo existe un limpiador específico para este tipo de manchas.


 
Manchas de tinta

Utilizaremos  un paño y aplicaremos sobre la mancha un poco de vaselina o aceite de ricino que deberá dejarse actuar durante unos minutos. Acto seguido limpiaremos la sustancia adherida con un paño y de esta manera eliminaremos la mancha por completo.


Para eliminar manchas producidas por rotulador se puede utilizar leche desmaquillante. Es un método sencillo y efectivo. Los pasos a seguir son colocar un poco de crema sobre la mancha y retirarla con un paño seco. Suele tener muy buen resultado.

 

Sin más, me despido hasta la semana que viene con nuevos consejos sobre el mundo de la decoración.

Escríbenos


Contacta con nosotros:
hola@relikua.com

Llámanos


Tel. +34 910 052 736
L-V de 9.00 a 19.00h

Gastos de envío


Gastos de envío gratuitos

Devoluciones


Tienes 14 días para devolver tu compra